Utilizamos Cookies y tecnologías similares para analizar el uso y mejorar la experiencia del usuario. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra Política de cookies Protección de datos.
Accept Essential
Accept All

El lúpulo mejoró la cerveza

El lúpulo mejoró la cerveza

Destinado para la excelencia.

Las plantas de lúpulo pueden crecer hasta alcanzar una altura de siete metros. La necesidad de esta planta trepadora herbácea por llegar a lo más alto de todo también ha quedado probada en la cerveza. Se tardó cierto tiempo en descubrir los efectos especiales que el lúpulo tiene sobre la cerveza y en que este se incorporara como componente fundamental de la fórmula en la Ley Alemana de Pureza de 1516.

El delicado y exquisito amargor, la consistencia de la espuma y la prolongación del tiempo de almacenamiento fueron cambios obvios que se lograron al añadir lúpulo a la cerveza. También se da por sentado que el efecto relajante de la cerveza se debe al uso del lúpulo. La introducción de esta planta en el proceso de maceración es lo que ha hecho que la cerveza disfrute de una historia de éxito.

En la actualidad, en Krombach utilizamos el lúpulo «Siegel» de la máxima calidad de Hallertau, que aporta todos los beneficios que nuestros ancestros apreciaban. Los maestros cerveceros de Krombacherson expertos en lúpulo y prestan una atención minuciosa a que este sea de primera calidad en el momento de su entrega y que se mantenga así durante todo el proceso para garantizar la calidad de la cerveza.